viernes, 16 de diciembre de 2011

La importancia de los habitos


Un habito es un comportamiento repetido regularmente. El fin de este es que al repetirlo tanto, la persona cree en su celebro un sentimiento de regularidad y normalidad, y que se añada a nuestras actividades cotidianas sin la necesidad de pensar en lo que estamos haciendo. En niño necesita crear hábitos desde que nace, ya que su personalidad esta por construir, al igual que sus sentimientos de responsabilidad. Algunos ejemplos de hábitos son, lavarse los dientes, la alimentación, el sueño, la higiene...

En el desarrollo infantil, las rutinas y los hábitos son elementos esenciales para el desarrollo de su crecimiento. Estos les aporta seguridad y confianza en ellos. Os estaréis preguntando que cual es la edad de ir incorporándolos, pues lo idóneo es comenzar en edad temprana, ya que si esperamos a que tenga 5 ó 6 años nos resultará más complicado. La forma de incorporar los hábitos es repitiendo una y otra vez, además de que ellos vayan copiando nuestras acciones, ya que vosotros los padres son el mejor referente que poseen, son un espejo donde se quieren reflejar y por eso copian todas vuestras acciones. Además es bueno que les vayamos explicando el porque debe hacer lo que le proponemos.

Es importante que tengamos paciencia, constancia, repetición y comprensión, pueden tardar mucho tiempo en incorporarlos es sus acciones cotidianas pero es muy importante que no tiremos la toalla, y que nos vayamos adaptando a sus necesidades y a su crecimiento. Los hijos son responsabilidad de los padres, y hay que acompañarlos en su proceso de maduración y aprendizaje.

- Actividades para motivar los hábitos

Para empezar con los hábitos una idea que nos ayudará a que los realicen de forma divertida sería construyendo una tabla con los días de la semana, y las actividades que deben realizar cada día, y poner una pegatina si la realiza satisfactoriamente cada actividad, al final de la semana se hace un recuento de las pegatinas y ponemos un límite de pegatinas para que consigan un premio, el premio para mi gusto no debe ser material, sino algo que le llenará más y le divertirá más, como: actividades que haremos en familia, ir al parque, jugar todos juntos a un juego que le guste a él. Esta táctica no se debe alargar en el tiempo, ya que es solo motivadora. Cuando lo vaya adquiriendo lo deberá de realizar bajo su responsabilidad.
Un ejemplo de tabla seria:











La tabla la podéis hacer en una cartulina de colores vivos, y según la edad poner las actividades escritas o en dibujos. Cuando la hagamos colgarla en un lugar visible para el niño y que sea el el que al final del día vaya pegando las pegatinas. Antes de nada hay que explicarle bien las actividades y cual sera el premio que reciba cada semana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada