La importancia de ser un buen modelo para nuestros hijos


Los padres para los hijos son el primer y más importante modelo a seguir. Tanto para lo bueno, como para lo malo. Ya que ellos se fijan constantemente en nuestros actos y los imitan, este es uno de los métodos de aprendizaje más importantes para ellos. Todo esto ocurre sin apenas darnos cuenta, o la importancia que debemos darle.
Ellos observan nuestra manera de responder a las diferentes situaciones, nuestra manera de comunicarnos, nuestros valores, nuestras actitudes... y los van tomando como suyos propios, por eso si el ve que sus padres gritan a los demás para conseguir sus objetivos, esto lo repetirán ellos. Por eso tanto para conseguir que hagan algo que nosotros queramos o para que no hagan algo, tenemos que mirarnos primero a nosotros mismos, no podemos decirle que se laven los dientes si no ve que lo hacemos nosotros, o decirle que no griten o peguen voces, mientras se lo decimos voceando...
Tenemos una gran responsabilidad con nuestra actitud, así que hay que ir cambiando el chip e intentando ser el mejor modelo para nuestros hijos, que ellos nos admiran y repetirán todo lo que hagamos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Juegos en familia: STOP

Estreñimiento, Causas y alimentos que lo producen.

Dibujar al ritmo de la música